Por qué España creó un Imperio y sin embargo Inglaterra no

Es con la perspectiva del tiempo cuando se puede valorar lo que un Imperio realmente construye. Un Imperio es mucho más que la extensión de su dominio. Y es por eso que el Imperio deja exhausto a quien lo impulsa y lo dirige y hace inviable que se pueda eternizar. Eso sí, si alcanzas a construirlo, cambias el mundo.

Nace, crece, si lo hace muy muy bien se puede desarrollar durante largo tiempo, aunque termina por debilitarse y morir. En ellos también se aplica la ley natural. Lo importante sin embargo reside en dos aspectos: Por una parte, que sólo unos pocos escogidos (los más preparados y adaptados) alcanzan a convertir su expansión territorial en Imperio y, por otra parte, que para que se mantenga en el tiempo el Imperio debe, en el medio y largo plazo, sí o sí, mejorar la vida de la gente. Roma y su Imperio es un claro ejemplo. La Monarquía Hispánica y el suyo, también. Inglaterra,sin embargo, no.

Ser Imperio es mucho más que extensión, es cambiar a mejor el mundo. Así que no sólo es extensión también es comercio, exploración, abrir y mantener comunicaciones, cartografiar, sembrar cultura, construir ciudades perdurables (como los 50 Monumentos Patrimonio de la Humanidad levantados por el Imperio Español fuera de la España actual), tejer relaciones y alianzas entre pueblos y sobretodo buscar, en el medio y largo plazo, la mejora de la vida de la gente. Ese va a ser el único modo de poder desarrollarse y mantenerse en el tiempo. Inglaterra no supo hacerlo, España sí.

El desarrollo de la cultura y el conocimiento es un buen termómetro del desarrollo global de esa gran estructura humana que es un Imperio. Puede darnos una idea clara de la calidad de esa cultura, y cómo se transmite y se incrementa, la existencia de centros de saber en todas las partes de ese Imperio. La creación de Universidades nos ayuda en esa medida.

Nueva novela, El Asedio de Haarlem. En la T de Tercios

El Imperio Español se organizó en virreinos, que durante los siglos que permaneció su estructura, incluso después de la independencia de los territorios americanos, mostró su fiabilidad y su razonable eficiencia. Permitiendo a las nuevas naciones mantener cierta estabilidad interna en el tránsito hacia esa independencia, justo el momento de mayor debilidad. Toda una prueba de fuego.

El virrey, cabeza visible de la estructura virreinal, era representante del Rey en esos territorios. La función gobernativa y administrativa (también la militar) se asentaba en esta figura que tenia amplios poderes sobre la gobernación y defensa del territorio. Si bien también tenía límites y el propio sistema establecía resortes para evaluar su manera de proceder.

El Virreino de Nueva España una buena prueba.  Comerciaba tanto con Asia como con Europa con un nivel de rentas a la altura de muchos países europeos y, pasados los años, al nivel de la propia España Peninsular. Emitía moneda, tenía universidades, imprenta,…

La delegación de esas funciones reales permitió a los territorios de la corona española un nivel de autogobierno crucial que necesariamente buscaba el bienestar de la mayoría de la población autóctona (así que entendemos que debía ser sensible a ella) para poder perpetuarse (dado que el número de españoles peninsulares desplazados a esos territorios eran muy pocos). La legislación existente a tal fin da buena muestra de ello.

Así, España, replica sus estructuras en la América Española y eso dota a ésta de capacidad ejecutiva, legislativa y judicial en el nuevo continente con ciertos resortes de control que permitían su mejora continua.

El origen del Estado Moderno: Felipe II  ¿Cómo dota España de la estructura necesaria para generar el armazón administrativo y burocrático que distinguía al Estado Moderno del siglo XVI? Pues el origen debemos buscarlo en la apuesta decidida de Felipe II por la Universidad (que puebla las universidades de españoles y extranjeros católicos) y la apuesta contundente de la MMHH por la creación de  Universidades que proveen de personal cualificado, a todos los niveles, a la estructura administrativa en los territorios de España, americana y peninsular). Esto fue absolutamente fundamental.

América: España 23, Inglaterra 0. La cultura y la enseñanza como base del progreso del propio Imperio arroja datos claros: en 1560 había ya en la América Española 7 universidades  que junto con las 16 que había en la Península surtían al primer Estado Moderno de gente cualificada para administrar sus territorios. Eso implicará también un intercambio de universitarios entre los Hemisferios que realimentaba los conocimientos y el sistema. Inglaterra no creó ninguna en América del Norte. España creó 23 en América. Eso dice mucho de hasta qué punto España consideraba a América parte de sí misma.

Y los ingleses ¿por qué no alcanzaron a construir un Imperio?   Lo intentaron pero no supieron, sencillamente. Se quedaron en nivel ‘colonias’ y también les salió mal.

El proto-Imperio inglés de América del Norte fue un fracaso. Lo explica muy claramente Elvira Roca en su “Imperiofobia y Leyenda negra” (de la que aconsejamos su lectura) que con palabras más acertadas viene a decir que no se trata de llegar a un sitio y decir que ya eres un Imperio, hay que saber construirlo, dotarlo de estructura y dinámica de desarrollo.

Un motivo fundamental para el fracaso es que no supieron crear una estructura funcionarial que soportara la administración de ese intento-de-Imperio. Tampoco enviaron de manera masiva gente formada a América para hacerlo crecer. No tenían tantas universidades en Inglaterra para generar ese cuerpo funcionarial (o/y no se preocuparon por tenerlas). Tampoco las quisieron crear en sus territorios de América del Norte, que tuvo que esperar a 1779  (3 años después de la Declaración de Independencia) para empezar la sacar sus primeros universitarios.

Los ingleses en América: un poco más que los vikingos porque estuvieron más tiempo. Y mira que tenían cerca el modelo a seguir pero no supieron. No conocían el “mundo de frontera” como lo llama Elvira Roca que explica, de nuevo con mejores palabras, que los anglos acostumbrados a la vida de isla no son capaces de interactuar con otras razas y pueblos, así que los suplantan. Todo lo contrario que los españoles del siglo XV (con la reconquista). Esa incapacidad para moverse en ese “mundo de frontera” y crear objetivos comunes entre los propios del territorio y los recién llegados fue una de las claves para que su proto-Imperio Americano fuera un fiasco. No supieron evolucionar el concepto de colonia.

Ni cultura, ni moneda en el “proto-Imperio” inglés: muriendo antes de nacer. Así que, entre su llegada, digamos, intencionada en 1640 (por cierto huyendo por persecución religiosa entre protestantes, el Mayflower) y la independencia de los Estados Unidos, en 1776, se puede contabilizar que el proto-Imperio inglés duró 140 años. En ese siglo y medio escaso no crearon ninguna universidad, y se prohibió acuñar moneda en la Inglaterra americana para evitar su progreso. Toda una declaración de falta de intenciones. No supieron ni quisieron mejorar la vida de la gente y por eso, a las primeras de cambio, la Inglaterra Americana se independizó. Hola Estados Unidos.

Por cierto, en aquel momento ninguna ciudad de la Inglaterra Americana podía hacerle sombra a las pobladas y pujantes ciudades de la España Americana que les servían de ejemplo. Los hechos cantan para todos, sólo hace falta querer escuchar.

La Expansión Colonial inglesa 200 años después que llevaron a la India, Suráfrica o Australia, volvieron a repetir el proceder. De nuevo los echaron de allí con los años pero para entonces habían afilado (a peor) el método creando una estructura administrativa propensa a seguir conectada con la Metropoli (la Commonwealth) aunque para eso convirtieran el racismo en una forma de gobierno. Así que por favor, a esa manera de hacer de los ingleses de aquellos siglos llámenlo ustedes como quieran pero no lo llamen Imperio, hace de más a Inglaterra sin merecerlo.

Resumiendo…el Imperio Español se basa en Virreinos y no en colonias. Término, este último, en nuestra opinión, mal utilizado para referirse a la América Española y muy usado por los amantes de la Leyenda Negra para hacer de menos a España sin ésta merecerlo. No les hagan el juego.

El Camino Español

Fuentes:

“Imperiofobia y Leyenda Negra” https://laamericaespanyola.wordpress.com/2016/10/10/universidades-en-la-america-espanola/

 

 

5 Comentarios

  1. 09/08/2017    

    Vaya estoy harto de repetirlo en foros, redes sociales y en tertulias.
    Y mucha gente no me cree.
    Gracias y buscaré el libro de Elvira Roca.

  2. Alexj's Gravatar Alexj
    10/08/2017    

    Hi_ eso es ta bn claro que en América se establecieron virreynos en representación de l reino español peninsular…

  3. 11/08/2017    

    Sabes qué pasa, me parece un artículo interesante hasta que de repente y leído que un imperio es cambiar el mundo para mejor, lo siento pero no he podido continuar. Saludos y hasta más ver.

    • caminoespanol's Gravatar caminoespanol
      14/08/2017    

      Hola Enrique, sabes qué pasa que no es tanto un tanto un objetivo como una consecuencia. Un “imperio” que maltrata a la gente que gobierna tiene los días contados. Por eso a Inglaterra no le dió tiempo a construir uno… se le revelaban antes.

      Por otra parte, cambiar las cosas es muy sencillo. Cualquier “inepto” con poder lo hace (y tenemos muchos ejemplos hoy en día a día). Lo jodido es cambiarlas… a mejor ¿no te parece?. En todo caso, de veras, te agradezco haber llegado hasta allí 🙂

      Un cordial saludo

      David

      David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Imperofobia y leyenda negra
Los “Puigdemonts” copian (mal) a Guillermo de Orange. Imperiofobia y leyenda negra

Si queréis entender el por qué de vuestra propia historia incluso del presente más actual, por dios, comprad, leed, subrayad,...

Cerrar